EL FBI se integra al caso de los turistas desaparecidos en las República Dominicana

El primer día de búsqueda para sacar el automóvil donde viajaban los turistas estadounidenses y que las autoridades suponen que podría haber caído al mar Caribe el pasado 27 de marzo, no dio ningún tipo de resultados.

Los intentos han sido infructuosos, a pesar de que la Policía Nacional había anunciado un operativo para retirar el vehículo en que iban Orlando Moore, de 40 años de edad, y Portia Ravenelle, de 52, que supuestamente se precipitó en el kilómetro 19 de la Autopista Las Américas.

Durante la mañana y el mediodía de ayer, las autoridades no realizaron ningún tipo de labor en el mar Caribe debido al fuerte oleaje que se registró en el punto conocido como “la batidora”, y donde pescadores le habían informado que se encontraba un vehículo sin saber sus características. No obstante, alrededor de las 3:00 de la tarde, rescatistas y buzos supervisaron la zona en una lancha pero no pudieron hacer nada.

Las labores no perduraron y fueron suspendidas en menos de una hora por las condiciones del mar.

“Todavía los buzos no han podido fondearse en el lugar pues todavía las aguas están muy agitadas y eso ha limitado la operatividad con relación a la sustracción del vehículo del fondo del agua”, explicó el portavoz de la Policía Nacional, coronel Frank Durán Mejía.

El FBI indaga el caso
Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) se integraron a las labores de investigaciones que realiza la Policía Nacional de la desaparición de la pareja de turistas norteamericanos.

Una fuente policial que participa en las investigaciones reveló que los agentes federales visitaron el lugar donde se cree que cayó el vehículo rentado en lo que se transportan los turistas.

Los agentes federales, según la fuente, trabajan en los registros telefónicos de los celulares que usaron los extranjeros durante su estadía en la República Dominicana.

“Ellos conjuntamente con la Policía Nacional están trabajando en obtener las conversaciones telefónicas que habría sostenido la pareja de esposos estadounidenses durante su vacaciones en Samaná y a su regreso a la ciudad de Santo Domingo”, sostuvo la fuente policial.

Dijo que los miembros del FBI, junto a funcionarios de la embajada de Estados Unidos en el país, y oficiales de investigación de la policial se presentaron la sitio donde se presumen se accidentó el vehículo hacia las aguas del mar Caribe de la autopsita Las Américas.

Versión inicial
Durán Mejía había informado el martes que el último rastro de Moore y Ravenelle quedó registrado a la 1:41 de la madrugada del 27 de marzo cuando cruzaron el peaje de Marbella, próximo a la Autopista Las Américas.

Moore y Ravenelle habían partido desde Samaná, donde estuvieron hospedados en un hotel durante tres días, hacia el Aeropuerto Internacional Las Américas, a fin de regresar a Estados Unidos.

A pesar de que ambos estaban desaparecidos desde esa fecha, ninguna de las autoridades reportaron hallazgos de cuerpos o accidentados que pudieran estar relacionados con el caso.

La identificaron
Ayer las autoridades confirmaron que era Ravenelle, la mujer hallada tendida en la autopista y que murió el 4 de abril en el Hospital Darío Contreras, luego de que las autoridades enviaran sus huellas dactilares a Estados Unidos y que resultaron coincidentes.