Una amplia protesta pide la renuncia de Ricardo Rosselló

Ondeando banderas, coreando lemas y golpeando cacerolas, decenas de miles de puertorriqueños marcharon ayer lunes por una carretera para exigir la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló, quien quedó envuelto en un escándalo debido a declaraciones ofensivas que hizo en un chat privado con sus asesores.

Se trató de una de las marchas más grandes en el territorio estadounidense en casi dos décadas.

“Finalmente al gobierno se le ha caído la máscara”, dijo Jannice Rivera, una ingeniera mecánica de 43 años que vive en Houston pero nació y se crio en Puerto Rico y voló a la isla para participar en la protesta.

La enorme movilización ocurrió 10 días después de la filtración de 889 páginas de chats en línea en los que Rosselló y algunos de sus asesores cercanos insultaron a mujeres y se mofaron de los electores, incluyendo las víctimas del huracán María.

AMPLIAR EN LISTIN DIARIO