Una semana después de las protestas en Cuba, las calles son de la Policía

Una semana después de la mayor oleada de protestas ciudadanas en más de seis décadas, la Policía y los militares vigilan exhaustivamente las calles de Cuba, especialmente en la ciudad de San Antonio de los Baños, donde se originó todo.

Los accesos a esta localidad -ubicada 30 kilómetros al oeste de La Habana y famosa por su Escuela Internacional de Cine- se encontraban en su mayoría cortados o custodiados por agentes de seguridad este domingo.

AMPLIAR EN EFE